Viena, Österreich.

Situada a orillas del Danubio,  en el valle de los Bosques de Viena, al pie de las primeras estribaciones de los Alpes se  encuentra la capital de Austria. Tras la visita a Francoforte y la escapada de Iñaki a tierras mas norteñas me dirijí hacia Viena, antiguo residencia del Sacro Imperio, la antigua Vindobona la Romana. Por supuesto contaba allí con mi colega Charlie y su residencia estudiantil para alojarme durante una semana por la patilla.

Lo primero que hice nada mas llegar fue por supuesto alejarme todo lo que pude de la ciudad, para tener una idea de la magnitud, encontre paseando por orillas del Danubio el castillo de Leopoldsberg que permite una amplia vision de todo el conjunto.

 La primera impresion de esta ciudad de 2.6 millones de habitantes es la de una antigua capital de Imperio, su ayuntamiento, sus iglesias, sus palacios, exquisita arquitectura que deleita la vista.

 

Otro punto muy interesante y que me recuerda a Frankfurt es la facilidad de medios de transporte que brinda Viena, no solo su sistema de metro y trolebus es rapido y conciso, sino que tambien esta dotada de carriles bici por toda la ciudad, el trafico es bastante menos intenso que en Madrid y se percibe menos humo y ruido en sus calles. Hay que usar mas la bici, no contamina ni gasta gasolina.

Al margen de toda esta parrafada cultural puedo decir que he conocido a estudiantes de diversas nacionalidades y he compartido con ellos el ambiente erasmus de farra destructiva. Garitos de Jazz, el ballet de El Lago de Los Cisnes en Staatsopern, el palacio de la ópera, parques por doquiera y meetings studiantiles me han tenido ocupado esta semana, de Eslobaquia, Polonia, Finlandia, Belgica, España, Alemania, India y por supuesto Austria han sido mis guias por estas tierras. Recuerdo con nostalgia una cena en la que Sudarshan, original de Mumbai, nos preparo unos platos tipicos indios ultraelaborados con cientos de especias y curri durante casi dos horas pues hasta él mismo amasaba el pan, yo no tube mas remedio que aportar cantidades ingentes de calimotxo, tambien novedoso para ellos. Todos quedamos gratamente satisfechos, delicious.

 Mañana me vuelvo a Frankfurt, ha sido una muy agradable y acogedora visita gracias a toda esta gente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pgost, nasdrovia, cheers, salud!!!